Las caries dentales son una solución muy eficaz a la hora de solventar los problemas estéticos que muchos pacientes presentan en sus piezas dentales pero ¿se pueden poner carillas dentales sin tallar el diente? Vamos a resolver esta duda hablando de un tipo de carilla muy especial que podemos utilizar en momentos particulares.

Qué carillas dentales se pueden poner sin tallado

Existe un tipo de carilla dental que ha sido desarrollada específicamente para poner sin tallado.

Los dentistas en San Sebastián de los Reyes de Ainda Dental, nos explican que se conocen como carillas sin preparación o carillas “non prep, las cuales han sido diseñadas con el objetivo de realizar un procedimiento menos invasivo para el paciente.

Una de las principales ventajas es que permite conservar la forma natural del diente, con lo cual es un procedimiento reversible, puesto que en el caso de que se retire la carilla al paciente, volverá a tener su diente con las condiciones previas.

Para conseguir buenos resultados, la carilla se implementa directamente sobre el esmalte, pero por supuesto no es un procedimiento que este pensado para cubrir todas las necesidades de pacientes que necesitan carillas dentales, sino que es importante que sus dientes cumplan con una serie de requisitos que vamos a determinar a continuación.

Cuándo se pueden colocar carillas dentales sin tallar el diente

Las carillas dentales sin preparación tienen como objetivo modificar la forma, el color y la longitud del diente, además de que también permiten realizar el cerrado de los espacios interdentales.

Tal y como se puede observar, cumple con las mismas funciones que las carillas dentales normales, pero en este caso la pieza dental del paciente deberá contar con unas características determinadas para su colocación.

Entre ellas destacan:

  • Que la pieza dental sea más corta que el resto.
  • Los dientes estén bien alineados y no exista rotación.
  • El diente esté ligeramente inclinado hacia el interior.
  • Los dientes no presenten demasiado desgaste.
  • Exista un espacio pequeño entre los dientes.

Si se dan estas particularidades en la pieza dental en la que se va a trabajar, se podrán poner carillas dentales sin tallar el diente sin ningún tipo de problema.