La disoclusión dental es un término utilizado en odontología para describir la falta de contacto entre los dientes superiores e inferiores cuando la mandíbula está en reposo o en movimiento. Aunque el término puede sonar técnico, la disoclusión es un aspecto importante de la función oral y puede tener implicaciones significativas para la salud bucodental y la calidad de vida.

Disoclusión dental

¿Por Qué Es Importante la Oclusión?

Para entender la disoclusión, primero debemos comprender el concepto de oclusión. La oclusión se refiere a la alineación y el contacto entre los dientes superiores e inferiores cuando la mandíbula se cierra. Una oclusión saludable garantiza una mordida adecuada, una distribución equilibrada de la presión al masticar, y contribuye al buen funcionamiento de la articulación temporomandibular (ATM).

La disoclusión, por otro lado, se refiere a situaciones en las que los dientes no se alinean correctamente, lo que puede llevar a problemas funcionales y estéticos. Puede ocurrir de varias formas, como dientes que no se tocan al cerrar la boca, una mordida abierta o una mordida cruzada.

Causas de la Disoclusión

La disoclusión puede tener varias causas, incluyendo:

  • Desarrollo Anormal: Problemas durante el desarrollo de los dientes y la mandíbula pueden resultar en una disoclusión. Por ejemplo, la pérdida prematura de dientes primarios o problemas genéticos pueden afectar la oclusión.
  • Hábitos Orales: Hábitos como chuparse el dedo o el uso prolongado del chupete pueden afectar la posición de los dientes y la forma de la mandíbula.
  • Traumatismos: Lesiones en la mandíbula o los dientes pueden cambiar la forma en que se alinean, provocando disoclusión.
  • Problemas de la ATM: La disfunción de la articulación temporomandibular puede alterar la manera en que la mandíbula se mueve y se cierra.

Consecuencias de la Disoclusión

La disoclusión puede llevar a varios problemas, como:

  • Dificultad para Masticar: La falta de contacto entre los dientes puede hacer que sea difícil masticar correctamente, afectando la digestión y la nutrición.
  • Desgaste Dental: Si los dientes no están alineados, puede haber un desgaste desigual, lo que puede llevar a caries y otros problemas dentales.
  • Dolor y disconfort: La disoclusión puede causar tensión en la ATM y otros músculos faciales, provocando dolor y cefaleas.

Tratamiento de la Disoclusión

El tratamiento de la disoclusión depende de la causa y la gravedad del problema. Puede incluir:

  • Ortodoncia: Para corregir la alineación de los dientes y la mordida.
  • Cirugía Ortognática: Para casos graves donde la mandíbula necesita ser reposicionada.
  • Terapia de la ATM: Para aliviar la tensión y el dolor asociados con la disoclusión.

Si crees que tienes disoclusión o problemas de oclusión, es importante consultar a un odontólogo o especialista en ortodoncia para una evaluación y tratamiento adecuados. Con el tratamiento adecuado, es posible corregir la disoclusión y mejorar la función y la estética dental.